miércoles, 5 de julio de 2017

Amigos...

La vida nos cruza con personas a las que admiramos, queremos, valoramos, apreciamos y festejamos como si fuesen nuestros hijos o nuestros hermanos. Afecto infinito y sincero que le metemos a esta amistad que nos maravilla. A veces se van diluyendo hasta que se extinguen. Derroteros distintos en vidas distantes alarga la brecha, disminuye el contacto hasta que solo queda el recuerdo indeleble de la gran persona que fue este amigo. Hay amigos que siempre están y hay amigos que se pierden. Hoy subo al pedestal de la amistad el deseo de lo mejor para los que están, y para los que no, que sepan que nuestras manos, nuestro corazón y nuestros pensamientos siguen estando donde siempre para que cuando quieran o puedan las vuelvan a tomar. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.